domingo, 19 de octubre de 2008

Debemos cuidar nuestro sistema respiratorio.







La respiración es la entrada y salida del aire de los pulmones es generada por diferencias en la presión dentro y fuera del cuerpo. el musculo principal que interviene es el diafragma, ayudado, por los músculos internos y externos alrededor de las costillas. Normalmente una persona inspira y espira 500ml de aire 12-17 veces pr minuto. la velocidad y el volumen aumenta automáticamente si el cuerpo necesita oxígeno.

el sistema respiratorio es el encargado de aportar oxígeno que necesita el organismo y de eliminar el dióxido de carbono de desecho.

El aire inhalado pasa por la tráquea, luego a través del tubo más estracho que son los bronquiolos que terminan en cámara en forma de racimos llamados alvéolos. los músculos intercostales y el diafragma abrazan los pulmones a manera de fuelle, haciendo entrar el aire e impulsarlo fuera a intervalos regulares.

nuestros pulmones son uno de los organos principales del ser humano y debemos mantererlo en un buen estado por que al no mantenerse puede ocasionar distintas enfermedas entre esas encontramos

Cáncer de pulmón y otras enfermedades pulmonares, tales como el enfisema y la bronquitis crónica

Cáncer de garganta, boca, laringe, pulmón, esófago, páncreas, riñones, vejiga, cuello uterino y estómago

Leucemia, o cáncer de la sangre

Aneurismas aórticos, que ocurren cuando una arteria cercana al estómago se debilita y se hincha

Bronquitis y pulmonía más a menudo que en aquellos que no fuman
Enfermedades periodontales

El autor principal de estas enfermedades es el cigarrillo ya que su componente principal es la nicotina tiene efectos estimulantes como inhibitorios en el organismo. La estimulación del sistema nervioso central puede causar temblores en el consumidores inexperimentado y hasta convulsiones con altas dosis.

La exposición crónica a la nicotina puede causar severas dificultades a la salud, pero el problema principal que acarrea el fumar tabaco es la muerte.

por tal motivo muchas compañias apoyan las campañas de no fumar especialmente a los jovenes que encaminan el futuro de nuestro pais.

Debido a los grandes riesgos que trae aparejado el consumo de tabaco, el dejar de fumar no es sólo beneficioso para la propia salud, sino para la de las personas que nos rodean.
Incluso a los pocos minutos de haber dejado de fumar, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco bajan a su ritmo normal.
decrecen los riesgos de enfermedades graves como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer de pulmón, de páncreas, de hígado, de riñón, úlcera grastroduodenal, y ataques al corazón.
Para dejar de fumar existe toda una variedad de métodos de los cuáles se puede elegir el que se cree de mayor conveniencia personal.
Los familiares, amigos, compañeros de trabajo pueden apoyar o alentar a una persona para dejar de fumar, pero la decisión debe provenir de la persona en cuestión, debido a que el propio deseo suele ser una de las mejores motivaciones que acompañan al compromiso para llevarlo a cabo.