sábado, 18 de octubre de 2008

CAUSAS QUE AFECTAS NUESTRO SISTEMA RESPIRATORIO.







La respiración es la entrada y salida del aire de los pulmones es generada por diferencias en la presion dentro y fuera del cuepo. El musculo principal que interviene es el diafragma, ayudado por los musculos internos y externos alrededor de las costillas. Normalmente una personas inspira y espira 500 ml de aire de 12-17 veces por minuto. la velocidad y el volumen aumenta automásticamente si el cuerpo necesita oxígeno.





El sistema respiratorio es el en cargado de aportar el oxigeno que necesita el organismo y de eliminar el dióxido de carbono de desecho.









Los pulmones nos permiten respirar y llevar oxígeno al torrente sanguíneo y a las células de nuestro organismo. El aire que inhalamos es en su mayor parte oxígeno y nitrógeno. Pero el aire también contiene sustancias que pueden dañar nuestros pulmones - bacterias, virus, humo de tabaco, gas del escape de los automóviles y otros contaminantes atmosféricos. Las enfermedades pulmonares no sólo son una causa de mortandad, también pueden ser de por vida (o crónicas.)









Existen muchos tipos de enfermedades pulmonares. Las siguientes enfermedades que pueden afectar a los pulmones están agrupadas de acuerdo a la forma en que los afectan:


Asma, bronquitis crónica, enfisema y fibrosis quística. Todas éstas afectan las vías respiratorias e impiden u obstruyen el flujo de aire que entra y sale de los pulmones.


Neumonía y tuberculosis (TB.) Las bacterias o virus pueden ocasionar estas enfermedades que afectan a la membrana (o pleura) que rodea a los pulmones; la pleura también puede ser afectada por otras infecciones.


Cáncer del pulmón. La principal causa del cáncer del pulmón es el fumar. particularmente en las mujeres jóvenes. El cáncer del pulmón es la causa principal de muerte.




Endurecimiento y cicatrización de los pulmones. El espacio que existe entre el tejido de los pulmones (llamado intersticio) puede endurecerse y llenarse de cicatrices. Esto puede ser ocasionado por medicamentos, venenos, infecciones o radiación.


Trastornos pulmonares debido a presiones atmosféricas inusuales. Las presiones atmosféricas anormales pueden ocasionar trastornos o problemas pulmonares. Éstas incluyen las alturas elevadas (como las montañas), en donde hay menos oxígeno, o las aguas profundas en donde existe mayor presión atmosférica, así como mayores niveles de nitrógeno en la sangre.








Sintomas en el sistema respiratorio.




Algunos de los síntomas o señales habituales de las enfermedades pulmonares, incluyen dificultad al respirar y respiración entrecortada, al tiempo que siente que no está recibiendo suficiente aire. La gente se queja con frecuencia de tener tos prolongada que no desaparece, tos con sangre y dolor al inhalar o exhalar.







Causas que generan las enfermedades pulmonares?



Entre las causas conocidas de las enfermedades pulmonares se encuentran:


Fumar. Si usted fuma, hable con su médico acerca de lo que puede hacer para dejar de fumar. Si vive con alguien que fuma, hable con él/ella acerca de dejar de fumar. Respirar el humo de segunda mano también aumenta las probabilidades de que desarrolle cáncer del pulmón. Tenga en cuenta que fumar no sólo incluye a los cigarrillos, también puros y pipas.



Contaminación. Las investigaciones muestran que existe una relación entre el cáncer del pulmón y ciertos contaminantes atmosféricos, tales como los gases del escape de los automóviles. Es preciso realizar más estudios para averiguar si la contaminación ocasiona el cáncer del pulmón.
Algunas enfermedades pulmonares, como la tuberculosis (TB), ponen a las personas en mayor riesgo de padecer de cáncer del pulmón. Este cáncer tiende a desarrollarse en las partes del pulmón que tienen cicatrices debido a la TB.





Asbesto (amianto.) El asbesto es una fibra natural que proviene de los minerales. La fibra tiende a descomponerse fácilmente en pequeñas partículas que pueden flotar en el aire y adherirse a la ropa. Si una persona inhala estas partículas, éstas pueden adherirse a los pulmones, dañar las células y dar como resultado el cáncer del pulmón. Las personas que trabajen con asbesto, por ejemplo, empleos relacionados con la construcción de buques, en minas y fábricas de asbesto, en el arreglo de automóviles (específicamente el arreglo de frenos) y trabajos de aislamiento deberán usar ropa protectora. Asimismo, si estas personas también fuman tienen un riesgo aún mayor de padecer de cáncer del pulmón.








Usted puede disminuir el riesgo de padecer de una enfermedad pulmonar de la siguiente forma:



No fume cigarros ni otros productos de tabaco, y si lo hace, deje de hacerlo. Pida ayuda a su médico para dejar de fumar.


Trate de alejarse del polvo e irritantes que pueden dañar a sus pulmones. Si tiene que trabajar cerca de éstos, use dispositivos como las máscaras para protegerse.


Sométase a una prueba de espirometría tan a menudo como su médico lo recomiende. Esta prueba observa la cantidad y la rapidez con la que usted exhala el aire después de respirar profundamente.



Consulte a su médico inmediatamente si está experimentando dificultad para respirar, si tiene dolor en los pulmones, si tose con sangre o si tiene algunos de los síntomas enumerados en estas Preguntas frecuentes.